Actualmente existen diversas acciones que pueden efectuarse para mejorar la calidad de la educación superior. Un instrumento que cada vez con más insistencia se plantea como adecuado para estimular el mejoramiento de la calidad de la educación es la acreditación de instituciones y programas educativos (ROCHA, 1996).

La acreditación se concibe como un proceso de evaluación externa que está relacionado con la mejora de la calidad educativa y con la garantía de que las instituciones acreditadas cumplen determinados criterios de calidad y, por lo tanto, son confiables.

La Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES) es una asociación civil de afiliación voluntaria que acredita a instituciones particulares de educación superior que han alcanzado altos estándares de calidad. La Acreditación de la FIMPES es de tipo institucional, lo que significa que abarca a todas las unidades académicas y los programas y servicios ofrecidos (FIMPES, 2007).

La acreditación por parte de la FIMPES implica que la institución tiene una Misión pertinente al contexto de la educación superior, y que cuenta con los programas educativos, el personal académico, el personal administrativo, los apoyos académicos, la infraestructura física, los recursos financieros y los servicios adecuados,  para cumplir con ella.

Para obtener la Acreditación, las instituciones educativas son requeridas a realizar un autoestudio en intervalos de tiempo definidos; dicho autoestudio es validado por equipos verificadores conformados por expertos académicos de diversas universidades del país y por una Comisión Permanente de Dictaminación, quienes determinan el nivel de cumplimiento de los criterios de Acreditación y emiten un dictamen que es ratificado por la Asamblea General de la FIMPES.

Los tipos de Dictamen que emite la FIMPES son:

  • No Acreditada
  • Acreditación con Condiciones
  • Acreditación con Recomendaciones
  • Acreditación sin observaciones
  • Acreditación Lisa y Llana

La URSE se sometió al primer proceso de evaluación de la FIMPES en el año 2001 y fue hasta el 8 de octubre del año 2004 cuando se obtuvo la Acreditación sin observaciones. El segundo proceso de evaluación se realizó en el 2010 y la Reacreditación sin observaciones se obtuvo en octubre del 2012, después de cumplir con 115 indicadores de calidad.

Sin embargo, con la intención de acceder al nivel más alto de acreditación de la FIMPES, en febrero de 2013 recibimos la visita del Equipo Verificador que constató que nuestra Universidad además,  cubre el indicador 5.9, que estipula que en el nivel licenciatura al menos el 33% de las horas-cursos deben ser  impartidas por profesores con maestría o doctorado en el área en la que imparten cursos y en el nivel postgrado al menos el 33% de los horas-cursos deben ser  impartidas por profesores con doctorado en el área en la que imparten cursos.

Como resultado de esta Visita Especial, el 26 de abril de 2013 obtuvimos la Acreditación Lisa y Llana.

Entre los beneficios que implica ser una universidad con Acreditación  Lisa y Llana, podemos mencionar los siguientes:

  • Representa ventaja competitiva para la universidad.
  • Permite que la universidad obtenga la simplificación administrativa para realizar trámite de RVOES ante las autoridades educativas.
  • Aumenta la certidumbre de los alumnos y padres de familia sobre la solidez de la Institución y la calidad de la educación que están recibiendo.
  • Compromete a la comunidad universitaria a la mejora continua.

La URSE fue la primera institución de educación superior particular en el estado de Oaxaca en ser Acreditada, y en 2013 se convirtió en la primera en obtener una Acreditación Lisa y Llana; con ello,  se confirma que la Universidad Regional del Sureste es una institución educativa  comprometida con el desarrollo y crecimiento de nuestro estado y el país.

M.A. Claudia Patricia Reyes Sánchez
Unidad de Acreditación y Certificación